post

Me encanta el olor de los petardos por la mañana…

Ayer fue un día de descanso tras la paliza del viaje hasta Dangyang. Durante todo el día traté de reposar y no salir demasiado, porque, aunque se trata de una zona rural, estamos a unos niveles de contaminación del aire que harían saltar todas las alarmas de seguridad en Europa, así que decidí no tentar […]