post

La forma más fresca de comenzar el año

 chapuzon-hielo-1

Hoy os traigo una curiosidad dedicada especialmente a los que habéis empezado el año con resaca, y necesitáis de un estímulo bien “fresco” para arrancar el año.

Las fotos las he tomado hoy mismo por la mañana en el parque del Lago del Sur (南湖公元) de Changchun, donde cada 1 de enero, decenas de valientes se dan un chapuzón en las gélidas aguas para celebrar la entrada en el nuevo año. Por suerte, hoy nos hemos levantado con un buen día y sólo 6 grados bajo cero, lo que hubieran supuesto unas condiciones ideales para capturar instantáneas buenas sin parar, si no fuera porque sigo dando bastante pena como fotógrafo.

Ya hace varios meses que nos venían recomendando no perdernos este evento, y la verdad es que ha sido todo un acierto para empezar el año con las pilas de la curiosidad bien cargadas.

Para cuando hemos llegado ya había una gran cantidad de publico alrededor de la “piscina” abierta en el hielo, y los medios de comunicación ya se estaban encargando de que los bañistas se pillaran una buena pulmonía a base de denterlos en su camino de vuelta a los vestuarios.

Imagen

Al ver la escena me ha entrado un poco miedo de que algún reportero se avalanzara sobre mí para recoger el testimonio de un “laowai” en su noticiario, así que he tratado de esquivarlos y escabullirme cual viejo zorro, aunque al final he caído de lleno en las garras de este grupo de señoras, quienes me han zarandeado sin piedad hasta conseguir la deseada foto con el extranjero.

Imagen

Tras unos cuantos empujones y patinazos, finalmente hemos podido llegar a la “zona de baño”, donde nos hemos encontrado con portentos del corage humano como los que siguen a continuación:

nadador-chino-hielo-3

 nadadores-hielo-china-4

Como podéis apreciar, la mayoría de los bañistas eran hombres de edad madura, aunque también hemos visto bastantes mujeres y unos cuantos jóvenes. Lo más corriente era que los nadadores hicieran un viaje de ida y vuelta al “ancho” de la piscina, aunque también ha habido quien se ha atrevido con el largo, de unos 50 metros, y alguno incluso se ha lanzado al agua de cabeza, dejándonos con cara de pasmarote a los asistentes.

nadador-hielo-china-2

nadador-hielo-china-1

Pero el premio a los nadadores con más agallas se lo llevan estos dos amantes de las aves y de la patria china respectivamente, aunque la mujer del escote generoso tampoco se ha quedado atrás. Sorprendido ante la escena, me he acercado a investigar sobre la fuente de semejante vigor, aunque, inexplicablemente, todos ellos han negado cualquier relación con Bilbao.

Imagen

No contento con eso de bañarse con el patito de goma, Eustaquio, que es como hemos bautizado mi novia y yo al ornitólogo aficionado, se ha traido su propio ganso al lago, y ha deleitado a todos los presentes con sus alegres chapoteos. Sé que quizás es una escena un tanto ofensiva para los amigos del mundo animal, pero doy fe de que el ganso se mostraba de lo más manso y amigable con Eustaquio, quien, sin duda, lo había adoptado como mascota.

Por otra parte, la mañana nos ha dejado instantáneas tan llamativas como la siguiente, en la que apreciamos a quien parece ser una mezcla de Juanito Oyarzabal y Miguel De la cuadra en versión local. Realmente alucinante su inmunidad a las bajas temperaturas. Yo no podía ni aguantar el frío de las manos cuando me quitaba los guantes para manejar la cámara, así que ni me quiero imaginar lo que hubiera sufrido de esa guisa.

Imagen

Para colmo, en el camino de salida del parque, nos hemos encontrado con esta pareja de novios en plena sesión fotográfica, lo que me ha llevado a reflexionar sobre dos cuestiones: (1) el nivel de resistencia física que puede alcanzar el cuerpo humano (sobre todo si lo exige una novia), y (2) la necesidad de revisar nuestro concepto de “chicarrón/a del norte”.

Imagen

Al encontrarme tiritando ante esta escena, no he podido evitar sentirme un tanto avergonzado de mi naturaleza friolera, pero como soy un tío bastante cabezón, y me enrollo fácilmente con ideas de bombero, he pensado que quizás los baños fríos me ayudarían a endurecerme frente al clima del noreste. Afortunadamente para servidor, así como para los que se preocupan de sus andanzas, a apenas 100 metros nos hemos encontrado con esta pista de hielo de lo más entretenida, y se me han pasado inmediatamente todos esos espantos tan propios del super-ego.

Imagen

Imagen

Con estas entrañables fotos me despido hasta el siguiente post, pero no sin antes desearos un año nuevo de lo más feliz y lleno de frescura.

Comments

  1. feliz año.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: